ACTUALIDAD

Grave denuncia contra policías de la Comisaría 53 de San Lorenzo

DENUNCIAS

SAN LORENZO. Marieli Barrios contó una triste situación que tuvo que pasar su padre de 65 años con problemas de hipertensión, gracias a los efectivos policiales de la Comisaría 53 del barrio San Miguel de San Lorenzo. Con dolor e impotencia, recordó cada detalle de lo acontecido el 19 de este mes.

“A las 12:00 h recibo una llamada de mi papá a pedirme que le busque de la fiscalía y yo, ¿qué? El sábado de noche se topó con una “supuesta barrera” sobre Mcal. López y Santa Teresa a las 00:00 h. Él estaba yendo a comprar su medicamento para la presión porque siempre distraido, a esa hora se acordó de que no tomó y se dio cuenta que no tenía más, los que le conocen saben que es así”, empezó su relato.

“Les explicó a los oficiales el porqué estaba por la calle, le trataron de mentiroso, y todo el tiempo le repetían “y decinos vos qué propones para solucionar esto, porque te vas a ir con nosotros”. A lo que mi papá les dice que no va a dar ni un guaraní, que quería hablar con el comisario, le llevaron a la comisaría y le tuvieron ahí toda la noche al pedo porque el comisario estaba en una intervención supuestamente”, prosiguió.

“El subcomisario no le quiso atender y le mandó decir lo mismo “que qué propone él para solucionar” a toda costa querian coimear. Mi papá es un señor de 65 años, hipertenso, gordo, con diabetes probablemente, o sea, está dentro de la población de riesgo, le sacaron su camioneta, revisaron hasta el último rincón para ver si encontraban algo con lo cual inventar algo”, denunció.

“Desde esa hora les pedía que le compren su medicamento para la presión porque cualquier cosa le puede pasar si no toma y a esta hora le permitieron comprar su medicamento. A las tres de la mañana prácticamente”, mencionó.

“A las 05:00 h, la fiscala dice que él no tiene el porqué de estar ahí que se le libere, se tuvo que ir a su casa en taxi, de vuelta se expuso y a las 09:00 volvió a la fiscalía a pedir que le devuelvan su vehículo, le dicen que tiene que ir con abogado. Gracias a Dios ahí está una abogada de turno que le ayudó gratis. Y al medio día recuperó su vehículo”, expresó.

“En todo ese tiempo los oficiales no usaban tapabocas, dijeron que ‘ni saben si es cierto de que existe el COVID19’, le querían llevar en la patrullera hasta la fiscalía con las ventanillas cerradas y aire, a lo que él se negó, y por lo menos abrieron la ventana”, concluyó.

OTRA SUPUESTA VÍCTIMA

“Un trabajador del Paseo la Galería también fue víctima de estos ladrones, les explicó que a las 23:30 marcó su salida del trabajo y que estaba yendo a su casa, pero tuvo la misma suerte de mi papá, lo peor es que a él le pedían que “done una tv a no sé qué lugar”. Estos policías empezaron a repartir tapabocas usados para trasladarle a las personas que “detuvieron” hasta la fiscalía”, contó la denunciante.

Deja una respuesta