ACTUALIDAD

Valiente: “desde mi accidente me nació la vocación de ser bombero”

Coraje, determinación y nobleza,
así se describe al bombero
que acaparó las redes sociales
estos últimos días.

Víctor Jorgge Duré (28), vive en la localidad de Mbocayaty ubicada a unos 7 km al norte de Villarrica, departamento de Guairá. Tiempo atrás, sufrió un accidente de tránsito muy grave, en el que perdió su pierna lado derecho. En contacto con San Lorenzo News, contó que desde ese momento, sintió la vocación de servir como bombero voluntario. Vio cómo, sus hoy camaradas lo auxiliaron y valoró doblemente la loable labor que realizan para la sociedad.

“Yo perdí la pierna antes de ser bombero, es allí donde surgió el interés de ser bombero, tuve 2 accidentes muy graves en donde las dos veces mediante ellos he podido salir con vida”, expresó con mucho agradecimiento. Se recuperó y junto a otros compañeros, trabajaron arduamente para habilitar un cuartel en la zona.

“Soy uno de los fundadores de la 7° Compañía Departamental Mbocayaty Guairá K37, actualmente estamos 17 voluntarios y hacemos lo que podemos con lo poco que tenemos”, manifestó el también Presidente del Consejo Directivo. La voluntad y el esfuerzo son los principales valores que lleva impregnados en su interior para superar cada barrera que surja en su camino. Además de ser un valiente bombero, es padre de dos niños, de 7 y 1 año.

Ayuda al cuartel

Víctor, sostuvo que están en etapa de formación y mencionó sobre la colecta que están llevando a cabo para los gastos, herramientas e infraestructura del cuartel Mbocayaty. “Ahora mismo estamos con la Bombeton 2020, la cual es nuestra colecta anual a nivel nacional, el número de mi compañía está habilitada para recibir las consultas y coordinar cualquier ayuda que quiera hacer la gente sea económica o en bienes para uso de nuestro cuartel”, dijo. El teléfono es el +595 975 173337.

Muy contento, compartió que en la noche de ayer, recibió una prótesis como donación. Víctor Jorge es uno de los tantos voluntarios, que acuden a los llamados de auxilio ya sea de incendios, accidentes, personas o animales atrapados, sin salario ni pago alguno, son los héroes sin capa que salvan sin distinción, es momento de que la ciudadanía luche a su lado, primeramente con conciencia sobre el medio ambiente y exigiendo al Estado un presupuesto justo y necesario para que puedan combatir con más recursos.

Nota: Claude Samaniego.

Deja una respuesta