ACTUALIDAD

Retorno a clases. ¿Qué significa individualizar a cada niño?

En relación al inicio de clases y el derecho del niño de recibir educación, la Prof. Dra. Sonia Arza, Jefa de la Unidad de Contingencia COVID19 Pediátrica del Hospital de Clínicas, refirió que también se debe tener presente el derecho a la seguridad de la salud de los niños, como derecho universal y constitucional además de la educación.

Las instituciones educativas, sean públicas o privadas, deben tener en cuenta factores para el regreso seguro a clases presenciales en las escuelas. Indicó que los padres tienen que evaluar si el lugar donde van a desarrollar las clases presenciales, reúne las condiciones adecuadas a fin de evitar enfermedades o contraer el virus SARS-CoV-2, y que posteriormente lo lleve a la casa y lo disemine.


En ese contexto, la profesional explicó que en primer lugar es importante contextualizar e individualizar a cada niño. ¿Qué implica individualizar a cada niño? Que no es lo mismo un niño sano, que uno que padece una enfermedad de base. Por ejemplo asma, una enfermedad inmunodepresora o que esté recibiendo tratamiento por algún tipo de cáncer. Si el contexto del niño implica una patología de base, entonces es preferible optar por la clase virtual.


“No está asegurado que ese niño que padece una enfermedad de base, no adquiera la enfermedad; ese niño con una inmunodepresión puede padecer un cuadro mucho más complicado, en relación al niño sano. Entonces, los padres tienen que asegurarse que la escuela donde se desarrollará las clases presenciales, cuente con toda la infraestructura y los cuidados sanitarios requeridos. También es primordial que el personal adulto  de la institución educativa, tenga un control permanente para que los niños cumplan estrictamente los criterios sanitarios del distanciamiento de dos metros uno del otro, lavado frecuente de manos y uso correcto de mascarillas o protectores faciales”.


En relación a estudios realizados en otros países de primer mundo a partir de los cuales, las organizaciones mundiales expresaron que es difícil el contagio en entornos escolares, asintiendo el regreso presencial de clases, la Prof. Arza explicó que nuestro país no puede compararse con esas instituciones educativas, ni con el contexto cultural ni sanitario que los rodea.


“Nosotros tenemos una realidad completamente diferente, contamos con escuelas en central y capital que no cuentan con baños modernos o sexados, por ejemplo, se vieron estos días que unos niños estaban aglomerados comiendo juntos en el piso del patio, existiendo aglomeración. Son cuestiones que se tienen que valorar y no podemos extrapolar una realidad internacional con la realidad nacional que vivimos”.


Refirió que otra pregunta que se debe plantear también es que si las instituciones escolares tienen personas capacitadas para controlar que los niños, sea la cantidad que fuese, puedan cumplir lo necesario, es decir, mantener el distanciamiento requerido y cumplan el protocolo sanitario.
“No se puede generalizar que ninguna escuela está en condiciones o que todas las escuelas lo están, con la capacitación de los docentes para el cuidado de los niños, o la infraestructura necesaria para asistir a los niños. En algún momento, por supuesto, las clases presenciales se tienen que dar, pero como Infectóloga y jefa de contingencia respiratoria en niños covid-19, no estoy viendo que esa realidad se dé”.


Otro punto importante a tener en cuenta es que cuando el niño regresa a la casa, quién les espera? Es muy alto el porcentaje donde son los abuelos quienes cuidan a los niños y son ellos, los adultos mayores los más vulnerables. El niño puede padecer una enfermedad auto limitada, pero va a transportar el virus a esa casa y ahí se va a desencadenar el problema. Señaló que se puede esperar un poco más hasta asegurar estos factores sobre todo la vacunación en los adultos para que no enferme, se complique y muera por covid-19. De hecho la meseta alta de contagiados diarios de Covid19 no ha bajado, siguen los contagios masivos y la cantidad de muerte no ha bajado de dos dígitos. Cada vez se dan óbitos de personas jóvenes y el personal de salud se complica y fallece. “Es cuestión de mirar esos números y esperar que lleguen más dosis de vacunas para poder llegar al 80% de cobertura de vacunación que es lo que se necesita para poder frenar y mitigar el avance de la pandemia”.


Uso de tapabocas


La Infectóloga dijo que el uso del tapaboca es recomendable a partir de los dos años de edad, según las guías internacionales. “El niño tiene que ser educado del porque está utilizando esa mascarilla y en el uso correcto, de realizar el lavado frecuente de manos y uso del barbijo, de mantener el distanciamiento establecido, el no compartir el desayuno o la merienda, o estar pasándose objetos de boca en boca. Es fundamental que se les eduque y explique”, puntualizó.