ACTUALIDAD

Comunicado de la Asociación Industrial de Confeccionistas

Este es el comunicado de la AICCP (Asociación Industrial de Confeccionistas del Paraguay), respecto a las nuevas restricciones.

NOS VEMOS EL 5 DE ABRIL
 
Somos conscientes de la problemática en salud pública, la inestabilidad política y las dificultades económicas que atravesamos, en donde las organizaciones civiles, las empresas, las personas y, con mayor rigor, el Estado deben tomar decisiones eficientes para salvar vidas, devolver la esperanza y construir un futuro común.
 
En este sentido, con el enorme sacrificio que representa, la Asociación Industrial de Confeccionistas del Paraguay acompaña el cierre anunciado por el Gobierno el sábado 27 de marzo hasta el domingo 4 de abril, considerando que es una medida necesaria para dar respiro al sobre exigido sistema de salud y la falta de insumos, medicamentos y vacunas.
 
Entendemos también, que la finalización de la medida el domingo 4 de abril debe ser taxativa e impostergable, ya que, un empresario, un emprendedor, un colaborador que trabaja significa un aporte activo al Estado que se materializa a través del pago de los impuestos y contribuye con la economía del país.
 
Del mismo modo, solicitamos al Gobierno Nacional, al Poder Legislativo y al Poder Judicial una eficiente gestión en el manejo de la crisis sanitaria y económica y NO autorizar ningún aumento a sus funcionarios y de gastos públicos. Solicitamos un gesto de patriotismo y rechazar los aumentos de salarios otorgados en la Cámara de Senadores, que sus parlamentarios se han negado a retirar, convirtiendo esto en una gran afrenta ética y moral contra toda la ciudadanía paraguaya.

PUBLICIDAD / Clínica Medvital, en el Pinedo Shopping de San Lorenzo.

Desde la AICP creemos que es el momento de sumar fuerzas con integridad y patriotismo, consideramos propicio alentar a todas las autoridades nacionales y a toda la sociedad civil, que desde cada uno de nuestros espacios colaboremos con la gran tarea que tenemos por delante para vencer a este enemigo invisible y reconstruir la economía del país.
 
Las autoridades deben estar comprometidas en sus funciones, conscientes en su administración y efectivos en sus acciones; y, el pueblo paraguayo debe ser responsable.
 
Solo así, saldremos adelante y recuperaremos nuestras fuentes de trabajo, nuestra tranquilidad, los encuentros con nuestros seres queridos y la paz social tan necesaria para todo el Paraguay.