ACTUALIDAD

Cada 35 segundos alguien en el mundo es diagnosticado con cáncer de sangre


En el marco del Día del Cáncer de la Sangre, que se conmemora este 28 de mayo, la Fundación Unidos Contra el Cáncer – FUNCA, insiste en la necesidad de dar visibilidad a la situación de los pacientes hematooncológicos del Paraguay y a sus patologías. El Dr. Víctor Salinas Viedma, hematólogo del Instituto de Previsión Social, explicó que “varios factores pueden producir anomalías en la maduración, diferenciación y muerte natural de las células. Estas células inmaduras o anormales son las que llamamos células cancerígenas”.

“En Paraguay tenemos el diagnóstico de muchos pacientes con cáncer hematológico por año, pero con el diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno podemos salvar a pacientes de cuadros más graves e incluso de la muerte”.
Sobre el diagnóstico de estas patologías, el Dr. Salinas Viedma comentó que es posible identificarlas por medio de análisis de sangre y estudios específicos. “Un hemograma completo es un análisis de sangre básico para determinar la salud del paciente. A través de él podremos detectar la presencia de infecciones, así como la escasez y/o exceso de determinados tipos de células sanguíneas. Pero debemos tener en cuenta que al ser un estudio básico se necesitará complementar con exámenes específicos para un diagnóstico más preciso”, señaló.

Los estudios adicionales podrán consistir en una punción de médula ósea, pruebas moleculares y citogenéticas, entre otros. Algunos de los síntomas más comunes son: fiebre, sudoración nocturna, inflamación de ganglios en cuello, axilas o ingle, fatiga persistente, picazón o sarpullido, infecciones frecuentes, dolor en huesos o articulaciones, pérdida de peso y falta de apetito. En la actualidad existe un amplio abanico de tratamientos, los más comunes cuando se trata del cáncer de sangre son la quimioterapia, el trasplante de células madre, la radioterapia y otros como las terapias dirigidas y los cuidados paliativos.


Donar Sangre es Donar Vida


Un detalle muy importante sobre estas patologías radica en los donantes de sangre. “La donación es muy importante, ya que esta no se produce de manera artificial. Donar sangre es donar vida a los pacientes. También se puede ser donante de médula ósea, es un procedimiento sencillo, pero que puede salvar la vida de muchos”, añadió el hematólogo. Cada 35 segundos alguien en el mundo es diagnosticado con algún tipo de cáncer de la sangre y por año más de 80.000 personas buscan un donante compatible fuera de su familia. Lastimosamente, muchos no lo encuentran.


La Fundación Unidos Contra el Cáncer tiene la misión y la visión de combatir el cáncer construyendo un país con cero muertes evitables por esta patología, y esto puede ser posible únicamente a través de la concientización y educación de los pacientes y, sobre todo, de la sociedad.
“Es de suma importancia tener en cuenta los controles de rutina y los chequeos anuales como mecanismos de prevención y detección de las patologías, más aún en el contexto actual de pandemia por covid-19. Es más importante que nunca estar atentos a nosotros mismos, a cuidar nuestra salud y la de los que nos rodean”, comentó la Lic. Norah Giménez, directora ejecutiva de la FUNCA.


Los cánceres de la sangre


La leucemia es la producción rápida de glóbulos blancos anormales que se encuentran en la sangre y en la médula, puede ocurrir en adultos y en niños. Esta enfermedad puede ser aguda o crónica, y se clasifica como linfoide o mieloide. Dentro de estas dos clasificaciones están: leucemia mieloide aguda, leucemia mieloide crónica, leucemia linfoblástica aguda y leucemia linfocítica crónica. El linfoma, por su parte, afecta el sistema linfático y la producción de células inmunes. Y el mieloma, por otro lado, es el cáncer de las células plasmáticas. La producción y la función normales de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas son afectadas por la multiplicación de las células del mieloma.


SOBRE LA FUNDACIÓN UNIDOS CONTRA EL CÁNCER –
FUNCA, es una organización sin fines de lucro que nació en el 2013, está conformada por pacientes de patologías oncológicas, familiares y voluntarios. Cuenta con el apoyo de colaboradores y profesionales de la salud para el desarrollo de sus proyectos y actividades.