ACTUALIDAD

Médica agredida en IPS perdió su bebé

FAMILARES DE PACIENTES DEL MINISTERIO DE SALUD AGREDEN SALVAJEMENTE A MÉDICOS EN INGAVI

El lamentable episodio ocurrió en el tercer piso, pabellón correspondiente a pacientes del ministerio de Salud del hospital integrado del IPS Ingavi. Según la denuncia de los médicos afectados, que prestan también servicios en el IPS, todo aconteció el día de ayer domingo 20 de junio cuando se encontraban realizando la recorrida médica. En ese momento se percataron de la presencia de Liz Pamela Molas en la sala de Post Terapia Intensiva, a quien solicitaron explicación por encontrarse en una zona que no corresponde, además de violar todos los protocolos de bioseguridad, representaba para ella como también para los pacientes, un alto riesgo a la salud. La señora Molas, comprende la situación y opta por retirarse del lugar.

Siendo las 12:30 horas aproximadamente los doctores son convocados por personal de blanco de la sala de Post Terapia Intensiva ya que la señora Molas se encontraba realizando alborotos en compañía de otras tres personas, dos del sexo femenino y una masculina, quien más tarde fue identificada como Luis Antonio Silvero Espínola. Una de las doctoras trata de llamar a la calma pidiendo a los presentes que abandonen el lugar, razón por la cual, según la denunciante, uno de los familiares comienza a grabar con el aparato celular, hecho reclamado por la profesional iniciándose en ese momento un forcejeo que termina con la médica en el suelo y los familiares agrediéndola con patadas y golpes en el abdomen, interín en que otro doctor trata de proteger a su colega de los golpes y termina también cayendo al piso.

Cabe destacar que la médica Mónica Abente posee múltiples laceraciones y escoraciones en el tórax, brazos, cuello, espalda y abdomen. Los galenos presentaron denuncia ante la policía.

Desde el Ministerio de Salud lanzaron el siguiente comunicado:

El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social eleva su solidaridad con la compañera profesional de blanco embarazada, quien fuera víctima de agresiones en el hospital integrado INGAVI, y expresa su repudio a tan inhumana acción que produjo la pérdida de su bebé en el propio vientre materno.

De igual manera, expresa el acompañamiento a los profesionales que también resultaron agredidos. La cartera sanitaria exhorta a los familiares de pacientes a cumplir con los protocolos establecidos durante su permanencia en los centros hospitalarios y a evitar incurrir en situaciones tan deleznables como la violencia que, en este caso, produjo tan irreparable pérdida.

De igual manera, insta a las autoridades a aplicar todo el peso de la ley sobre los responsables de tal acto, a fin de que sea un ejemplo para prevenir situaciones similares en los servicios de salud.