ACTUALIDAD

Inauguran obras y mejoras que impulsarán producción de agricultores familiares de Itauguá e Itá

#Actualidad


Con la esperanza de aumentar la producción, facilitar el procesamiento y mejorar la venta de sus productos, la Asociación de Productores Agropecuarios Curupicayty de Itá y la Asociación de Productores de Frutilla y Afines de Itauguá inauguraron obras y mejoras de infraestructura el pasado viernes 29. Fue en el marco del Proyecto de Agricultura Sostenible y Desarrollo Rural Saemaul Undong (SMU) en Paraguay financiado con fondos de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (KOICA) e implementado por Fundación Capital en conjunto con el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).


La Asociación de Productores de Frutilla y Afines de Itauguá inauguró la ampliación de una fábrica, la cámara fría, el salón de reuniones, y además, adecuaron y equiparon la planta industrial de la asociación, que cuenta con 92 socios y socias de siete comités de la zona.


“Esperamos que este avance en infraestructura pueda ayudar a que las personas reconozcan que la zona de Estanzuela también produce frutilla de buenísima calidad y que nosotros, los productores y productoras, podemos ofrecer procesados y derivados de calidad. Por ejemplo, ahora estamos en proceso de obtener los registros sanitarios para comercializar nuestros productos en supermercados. Queremos trabajar de manera formal y seria. Asimismo, queremos mostrar a nuestros socios y socias que su trabajo vale y que la comercialización conjunta es el camino para progresar”, dijo Ángel Rivarola, presidente de la Asociación, compañía Estanzuela.


Esta organización ya tenía una fábrica equipada con un centro de procesamiento de la producción. Ahora, gracias a su participación en el proyecto SMU, sus integrantes han adaptado las instalaciones para obtener los registros sanitarios que les habilitarán a comercializar en mercados más competitivos sus principales productos: las mermeladas de frutilla y guayaba. También tienen prevista la compra de equipos de producción para ofrecerlos en alquiler a sus socios y socias con la intención de mejorar la calidad de la materia prima.Todas estas acciones forman parte del plan de negocios que impulsa la asociación con el apoyo del proyecto SMU.


“Esta infraestructura permitirá a los productores asegurar y ofrecer a sus clientes la oportunidad de adquirir productos de calidad procesados y provenientes de la agricultura familiar. Desde KOICA Paraguay deseamos contribuir y generar un impacto en la vida de las personas agricultoras”, señaló su vicepresidenta, Baek Sook-hee.


El proyecto SMU es implementado desde el año 2015 con el objetivo de mejorar las condiciones socioeconómicas de los pequeños productores e introducir capacidades técnicas de manera sostenible para fortalecer la agricultura familiar.
La intención del proyecto es fortalecer a las organizaciones de productores de la agricultura familiar, mediante el asesoramiento en el desarrollo e implementación de un plan de negocios, la formación y el entrenamiento en distintas áreas, y la dotación de capital semilla. Actualmente, apoya a doce organizaciones de productores, seis de Central y seis de Cordillera, llegando a más de mil pequeños productores.


La inauguración de las obras de la Asociación de Productores de Frutilla y Afines, ubicada en la ruta Areguá-Ypacaraí km 33,5 vía Férrea, contó con la presencia de autoridades y miembros de la organización, y de autoridades involucradas en el proyecto: representantes del MAG, KOICA y Fundación Capital.


LOS AVANCES EN CURUPICAYTY


Curupicayty es una compañía de Itá, donde la producción agropecuaria en general, y frutihortícola en particular, tiene un significado singular. Trabajar el campo fue, en su momento, lo que llevó a las familias de la comunidad a alcanzar una mejor calidad de vida.


Mediante la Asociación de Productores Agropecuarios Curupicayty, los socios y socias aunaron esfuerzos para comercializar sus productos de manera conjunta. Un avance fue la habilitación de un local de ventas en Cecoproa, ubicado en el bloque L del Mercado de Abasto de Asunción.


Ahora, con el asesoramiento del proyecto SMU en su plan de negocios, esta organización ha logrado mejorar su infraestructura para las ferias que venía realizando mediante la compra de un carro feriante equipado con electrodomésticos e insumos para la producción de alimentos derivados. También invirtió en una parcela para la producción comunitaria, un centro de claseamiento de productos y la sede administrativa.


Durante la inauguración de las instalaciones, la presidenta de la Asociación de Productores Agropecuarios Curupicayty, Rosalina Jarolin, dijo que esperan que la implementación de una finca comunitaria marque el inicio de una nueva forma de trabajo y de una nueva visión de la agricultura familiar para sus socios y socias. También destacó que la presencia permanente del carro feriante será una oportunidad de hacerse conocer en la comunidad iteña, pues permitirá acercar los productos directamente al consumidor final, prescindiendo de intermediarios, lo cual traerá beneficios al productor y al consumidor.


Por su parte, la representante residente de Fundación Capital, Adriana Insaurralde, resaltó la importancia de la asociatividad. “Los productores y productoras tomaron todos los activos que ya tenían, lo valoraron e hicieron un modelo de negocio, invirtiendo para mejorar y tener a la altura todos los procesos de calidad y de certificación necesarios para salir a vender, comercializar a precios más justos de forma rentable. Se pusieron de acuerdo y lograron todos estos objetivos”.

INVERSIÓN Y TECNOLOGÍA


Cada organización que integra el proyecto SMU recibe aproximadamente G. 460 000 000 para financiar sus obras. El desembolso se realiza en tres etapas condicionadas al cumplimiento de criterios de transparencia y gestión eficiente.


Desde Fundación Capital se está desarrollando un modelo de promoción de la agricultura mediante tecnologías de punta adaptadas a la agricultura familiar local. El objetivo es facilitar la gestión de calidad, trazabilidad y digitalización de la cadena productiva para mejorar la productividad y elevar el ingreso del productor. La iniciativa ARA nace en este contexto buscando dar valor y visibilidad a la agricultura familiar paraguaya mediante acciones dirigidas al consumidor y al productor.